El grupo de investigación en Biología de la Conservación y Biotecnología de UNISARC, dio a conocer la presencia de una especie de anfibio denominada Osornophryne percrassa, que fue registrada en los bosques de niebla del área protegida del distrito de Conservación de suelos Campoalegre de Santa Rosa de Cabal.

De acuerdo con las leyes ambientales de Colombia, los animales silvestres que están en el territorio nacional pertenecen a la nación, y por lo tanto es responsabilidad del gobierno colombiano conservar y manejar la ´fauna silvestre` a través de las Corporaciones Autónomas Regionales y de Desarrollo Sostenible (Artículo 6, Decreto 1608 de 1978).

Osornophryne percrassa es endémica de Colombia, su hábitat natural incluye montanos secos y praderas tropicales o subtropicales a gran altitud. La presencia de esta especie solo se conocía en los departamentos de Antioquia, Caldas, Quindío, Tolima y Valle del Cauca, por lo tanto el registro por parte de UNISARC es considerado como la primera observación para Risaralda.

La importancia de este hallazgo también tiene relación con que el sapito se encuentra en peligro de extinción, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), y que solo se distribuye en los páramos y bosques de niebla de la parte norte de la Cordillera Central de Colombia.

“Gracias a nuestro trabajo articulado con la CARDER, somos la primera institución del departamento en recibir el permiso marco de recolección de especímenes de la biodiversidad biológica, permitiéndonos amparar las investigaciones y proyectos sobre el tema que realicemos desde la institución”, comentó Luz Elena Muñoz Arroyave, decana de la facultad de Ciencias Básicas.

UNISARC espera trabajar conjuntamente con la autoridad ambiental del departamento y las comunidades rurales de Campoalegre para desarrollar e implementar el plan de conservación de la especie en este territorio. Es necesario tener en cuenta que aunque este hallazgo se realizó dentro de un área protegida, su categoría permite la ejecución de actividades agropecuarias, por lo cual se espera que la CARDER tome las medidas necesarias para evitar la expansión de la frontera agrícola sobre los bosques naturales donde se encontró el sapito.

Información adicional